P L A G I O S es el texto que sucede a .el abc de la estupidez y fue publicado el 29 de septiembre del año 128 d. H. (después de Hitler). Este texto es un himno, un homenaje, a los grandes autores pilares tanto de mi lectura ―y, por consiguiente, de mi escritura― como de mi ideología literaria. ¡Gloria y loor a mis maestros! Aunque no estoy a la altura de tan brillantes hombres, siempre puedo rendirles tributo y gratificación. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que un gran cínico y descarado plagio?

Lea, descargue y plagie este texto en el siguiente link: P L A G I O S

.el abc de la estupidez (publicado el 1º de marzo del 2016) es un texto sumamente inútil e inservible. Podría no existir y eso no afectaría el curso de la historia humana; o bien, podría sí existir y eso afectaría mucho menos. Como hablara Joaquín Mortiz del libro Movimiento perpetuo de Augusto Monterroso, éste es “uno de los pocos libros declaradamente prescindibles de todos los tiempos”.

Puede leer y descargar el texto totalmente gratis en el siguiente link: .el abc de la estupidez

Warning

Warning

November 15, 2018

Expediente secreto // A little secret

(Clasificación A // Rated A)

La vida sí tiene sentido. ¿Que cuál es? No me pregunte, vaya y búsquelo usted mismo. ¿O qué, creía que sería así de fácil? Hasta ahora, pocos (tan reducido es el número histórico que podemos sin erratas mayores sustituirlo por la denominación nadie) lo han encontrado y, por eso, muchas veces nos parece que carece de uno. Pero no; en realidad, sí lo tiene. La vida sí tiene sentido, un sentido tan complejo en sus modos que los seres humanos no alcanzamos a comprender. Nuestra capacidad de entendimiento no da para tanto; por eso, no logramos ver por ningún lado el sentido de la vida. Pero sí tiene sentido. ¡En serio! ¿No me cree? Es que no puedo escribir nada para hacerle ver que sí lo tiene. Puedo dejarle aquí todos los títulos, autores y temas que tuve que revisar para poder entender que la vida sí tiene sentido, pero igual tampoco me creería. Usted debe llegar a esa conclusión, con o sin referencias alternas, por su propio sendero. Sé que es difícil creerlo, pero le escribo de veras: la vida sí tiene sentido. Pero, si usted es feliz, ignóreme por completo y siga su camino sin leer estas palabras. No busque nada, porque en una désas podría terminar encontrándolo y, créame, está mejor como está ahora.

—   —   —   —   —   —   —   —   —   —

Life, Universe & Existence do actually have a meaning, a sense and a purpose. Different issue is you not knowing which it is. But that is your problem, not mine.

November 07, 2018

Una en un millón // A life experience

(Clasificación A // Rated A)

Mi condición de ciudadano globalizado y posmoderno me llevó a una situación extrañísima, al menos así les parecerá a aquellos que no sean posmodernos. Mi novia (también posmodernista) y yo habíamos acordado no tener hijos nunca en la vida. Nuestros respectivos padres (nada posmodernos) no aceptaban nuestra decisión; así que, complotando para hacernos cambiar de parecer, lograron dejarnos a cargo de siete niños (parientes y vecinos) durante todo un fin de semana.
            Un día lo gastamos con videojuegos de violencia extrema y comida chatarra. El segundo lo pasamos viendo películas de terror y pizzas de mil sabores. Pero el último día, cansados del sillón, nos fuimos al CENART a un eventillo literario para jóvenes. Sinceramente, fue una estupenda idea porque, en cuanto arribamos, los chamacos se pusieron a leer con la misma emoción con que jugaban HALO. Al menos, así, podríamos demostrar a nuestros parientes que nuestra decisión de no tener hijos no era por carencia de habilidades para educarlos.
            En fin, esta pequeña cronicómica no se trata sobre mi experiencia como niñera (¿a quién podría interesarle eso?), sino sobre lo que vi …viví… en aquel picnic literario. No haré spoiler, sólo extenderé la recomendación, pues en verdad es algo de lo mejor que he visto en mi vida, en lo que refiere a producto artístico.
            Si alguna vez encuentran programado en cartelera el Picnic en el País de las Maravillas a cargo de Alas y Raíces de CONACULTA, ¡vayan a verlo! Que no les importe cuánto cueste —yo lo vi gratis, por cierto— ni qué tan lejos esté, la verdad es que sí lo vale; les aseguro que será una de las mejores experiencias que podrán presenciar en la vida.
            …y si van, ¡me invitan! J

—        —        —        —        —        —        —        —        —        —

Being a postmodernist kind of man with a postmodernist lifestyle and a postmodernist way of thinking, I somehow ended up enrolled in a postmodernist relation with a postmodernist kind of woman. I speak with emphasis on the postmodernist part due to the rumours I have heard, the blogs I have read and the courses I have attended, which describe postmodernism just the way I would describe myself. Sincerely, I do not wholly overstand what postmodernism is, but my significant other says we are a postmodernist couple just because, since the very beginning of our relation, we have come to the agreement of not having any children... ever in life!
            However, neither my parents nor hers liked our decision of not becoming parents even adoptive ones. Thus, one april’s day, they ―altogether with some hardly known relatives and some close friends likewise― managed to leave us both, one whole weekend, with seven little children: her youngest sister, two of my nephews and one niece, her two little cousins and also, if that would not be enough, her nine-year-old neighbour.
            I considered the easiest solution: violent video games, tons of junk food, horror movies late at night and a visit to the nearest ¡Recórcholis! store. Nonetheless, having hipster likes and with the intention of giving our parents a lesson about our ability to cope with children, my significant other looked on the internet for some familiar events with recreational activities. That is how she found this Día de campo literario por el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil – Una canasta para todos, which was presenting at the Centro Nacional de las Artes (CENART) precisely that weekend. Moreover, the entrance was for free.
            No sooner had we arrived than our babysats were already reading every book they found interesting on their way. We let them go and run and play and read whatever they wanted, for we were quite sure that CENART was well protected by many police officers and that it was a safe place for them to be looking around freely.
            What is this all about? It is not about babysitting, it is not about books, it is not about postmodernism. It is about what I lived that day, what I saw in there, and overall what I learnt by being there. I thought there was nothing there for me, for it was a very childish event. But, thence, a special show was announced: Picnic en el País de las Maravillas presented by Alas y Raíces de CONACULTA (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes). The play was an adaptation of the book Alice in Wonderland by Lewis Carroll.
            In the beginning, I thought it was going to be a common play with some false actors trying to make children laugh, disappointing all parents with their hypocritical scripts.
            How mistaken I was.
            Firstly, there was no stage. Hard to believe, but there was not. The play was rehearsed all around the garden (the backyard) of CENART. There were actors everywhere; here and there one could see, or at least hear, scenes taking place at the same time.
            Secondly, it was not just a play. There were also people reading fragments of the book, in both English and Spanish, meanwhile some others acted out those fragments.
            Thirdly, the scenography was unnecessary due to the nature of the garden which was enough scenography.
            Fourthly, there were some guitarists and flutists playing. But they could only be heard on a small part of the garden, because there were no microphones on the instruments to expand the sound of the music all along the place.
            Fifthly, I am not sure how many actors took part on the play, for they were too many and for they were mixed with the public; it was hard to distinguish how many were real audience and how many were part of the show. Nonetheless, the ones who are essential were clearly recognizable: Alice, the Mad Hatter, Cheshire Cat, the White Rabbit and the Queen of Hearts.
            Sixthly, there was no sequence of scenes or characters. None of them stopped at any time. They went on with their scenes even if Alice ―the main character― left that scene to meet another one. It was really a wonderful representation; it was pretty crazy.
            However, what is important about this is the message within the play, the essence of the show itself, and the teaching it gave to me: Theatre, as life, can be different... can be wonderful!
            ...and if theatre and life can be different, then everything can be different. That makes me think that maybe this postmodernist ideology can also be different.
            I loved that play, event, show ―or whatever it was― because, even when it was intended for children, it could surprise me, it could teach me, it could make me keep looking for similar plays, it could make me like theatre, it could make me open my eyes.
            Now, and finally, I would say I am still not an expert on the topic (and I do not pretend to be), but at least I am finally interested on the world out there with its non-postmodernist art.

October 16, 2018

Feria Itinerante del Libro Alternativo (FIL AlternA)

(Clasificación A // Rated A)

Viernes 19, Octubre 2018
15 hrs (3:pm)

- - - - - - Presentación del libro "P L A G I O S" - - - - - -

en Terraza Crescendo
Pennsylvania 44, Parque San Andrés, Coyoacán


El ser humano es un plagio sisifesco de su ADN: nacer, crecer, ir a la escuela, trabajar, ganar dinero, gastar dinero, pagar impuestos, casarse, tener hijos, envejecer y morir. Somos el anfibio, el animalejo darwinista, el mono y el australopiteco histórico. Somos aún en el absurdo teológico un plagio a imagen y semejanza de dios: moldeados en barro, lodo y costillitas.
          P L A G I O S  propone (¡invita!) al ser humano actual vivo al momento de leer estas palabras a convertirse en el ápice evolutivo de la especie. Somos el linaje de Sócrates, Arquímedes, Cicerón, Dante, Cervantes, Newton, Tolstoi, Einstein, Borges, Hawking y tantos otros genios ilustres. Hagamos, pues, honor a nuestra herencia con talento y grandeza; hagamos un digno plagio de la razón humana, pues será nuestro propio pensamiento lo que plagiarán las futuras generaciones.


Página oficial de FIL AlternA:

October 01, 2018

Feria Itinerante del Libro Alternativo (FIL AlternA)

(Clasificación A // Rated A)


Viernes 19, Octubre 2018
Presentación del libro "P L A G I O S"

en Terraza Crescendo
Pennsylvania 44, Parque San Andrés, Coyoacán


Página oficial de FIL AlternA:

September 30, 2018

Un lujo esclavizante // A slaving luxury

(Clasificación A // Rated A)

El telefonito es casi tan (o tal vez igual de… o incluso más) importante que la vida misma, pues prácticamente es la vida misma. Allí se contiene tu calendario, horario y agenda de actividades; la hora, la fecha y hasta el clima lo sabes gracias al aparatín; nunca sabes dónde estás o hacia dónde vas sino hasta que lo consultas con el cel. Sin uno de esos, no tienes amigos, no tienes participación social activa, no tienes evidencias de que vives —y es que hoy en día lo único que vale la pena es mostrar pruebas de lo que sea. En resumen, sin teléfono móvil no existes [phoné ergo sum].
            El día que, por las prisas cuotidianas, se te olvida el celular en casa sientes como si te hubiesen cortado una mano. Algo te falta, no te sientes en completud, ¡lo dejé cargando! Y se aviene el apocalipsis sobre ti, porque todo el día cargas un estrés y una ansiedad que no cesarán sino hasta que tengas tu aparatejo en las manos otra vez. Si a lo largo del Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda al reloj de jota Cortázar cambiáramosle la palabra ‘reloj’ y pusiéramos en sustitución ‘teléfono celular’, tendríamos allí una descripción exacta de nuestro mundo y nuestra sociedad… de nuestros individuos acaso.
            Cuando se sube un tipo a robar en el bus, uno prefiere entregar su virginidad que su teléfono. Llévate a mi madre, toma mi alma, pero no mi teléfono. El móvil tiene un fondo de pantalla, un color, un tipo de letra, una organización de los íconos, un nivel de juego ya guardado, la intimidad de mis mensajes, tiene mi personalidad impresa, ha guardado mi esencia, es yo. Si lo pierdo, me lo roban o se descompone, entonces mi vida, mi persona, mi existencia entera la he perdido, me la han robado o se ha descompuesto.

------------------------------------------------------------------------------

The use of mobile phones, since the last few years, has been increasing gradually as technology has been developed. Besides, industries have been responsible of putting one gadget in every hand due to the many facilities there are to purchase one (credit, loans, instalments, etcetera). As a result, nowadays, in Mexico, by and large, every person has one of them; there is no man, woman or even child who does not have one whether they need it or not.
On the one hand, benefits of mobile phones are almost endless. Principally, it is possible to be in constant communication with anyone from anywhere, which is mainly the function of these gadgets. Moreover, there is no more need to keep on buying calendars, address books, alarm clocks, calculators, radios, cameras, recorders, maps, nor many other belongings used on daily common life due to the fact that now everything is included in just one device.
On the other hand, to have a mobile phone can be harmful. Firstly because one tends to ripen sort of a dependency, it turns impossible to live without it; for instance, every time one forgets it at home, it is felt a sensation of being incomplete such as if a right hand finger was lost. Consequently, people’s lives are controlled by these gadgets, not organized as it is believed.
To conclude, although the more benefits a mobile phone has the more people become dependent to it, it is a fact that with one of them it is easier to be communicated, entertained and organized, among some other things. In effect, it must be learnt how to use these gadgets wisely in order to make use of them and not to be used by them.

September 23, 2018

Radio Rélax 104.5 fm X. H. A. R. O. "Metalízate" (2-12-017)

(Clasificación A // Rated A)

Presentación del texto P L A G I O S el sábado 2 de diciembre de 2017 por Radio Rélax 104.5fm X. H. A. R. O. en el programa "Metalízate".
Puede escuchar esta entrevista, realizada por Typhus y Ocelot,  en el siguiente link:

El programa "Metalízate" se transmite cada sábado en punto de las 9:pm a través de Rélax 104.5fm Grupo Radio A. R. O. y puede escucharlo sintonizando el 104.5 de su radio FM o a través de  http://www.ustream.tv/channel/relax-1045fm (página oficial de la estación).
También puede leer, plagiar y descargar el texto P L A G I O S (publicado el 29 de septiembre del año 128 d. H.) totalmente gratis en el siguiente link:


September 14, 2018

Lo infinito se quedó sin fin

(Clasificación A // Rated A)

Los poetas andan siempre buscando el amor infinito de una mujer infinita; lo buscan con tanto empeño que desean jamás encontrarlo. No así los escritores ―porque no es lo mismo escritor que poeta, entiéndase ya de una vez bien eso―; ellos, por lo general, nunca buscan el amor infinito ni la mujer infinita y, por la misma razón, casi nunca lo (ni la) encuentran.
            Lo común es (1) encontrarse con una poetisa o escritora que no anda buscando amor ni hombre, acaso porque a) sabe que no existe el amor infinito y para qué conformarse con el amor mortal que cualquiera puede llevar a cabo si los poetas y escritores―corrección: si las poetisas y escritoras estamos hechas para algo más que simple amor; o porque b) sabe que no existe el hombre infinito y, para porquerías, mejor me hago lesbiana―corrección: descubro que soy lesbiana―corrección: acepto que siempre he sido lesbiana; o porque c) sabe que no existe el amor en el hombre―corrección: sabe que existe el amor, pero no en el hombre y mejor me regreso a “b)”; o, en todo caso, (2) encontrarse con una mujer infinita de amor infinito, quien no es poetisa ni escritora y cómo un poeta o escritor como yo va a terminar con una mujer que no sabe versar ni versificar ni crear ni nada bueno porque no es poetisa ni escritora ni artista ni nada de eso en donde se encuentran a las mujeres infinitas y pues ella no es y que, aunque fuera, no sería para mí.
            Eso es lo común. La extrañeza, en cambio, es encontrar el amor infinito y/o la mujer infinita... y reconocer que están ahí.
            Mas, como ya no estamos en tiempos de llorar al amor o de morir de amor o de sentir amor siquiera, los poetas ahora dicen que no les importa y que ni lo andaban buscando. Mientras tanto, los escritores, últimamente todos ellos, andan encontrando amor ―tal vez no el infinito, pero amor al menos― y mujer ―tampoco infinita, o quizá sí, quién sabe― menos tú. ¿Por qué será? Te preguntas. ¿Será porque no soy de los buenos escritores? ¿Será porque nunca escribí un Bestiario? ¿Será... por qué será, ¡maldita sea!?
            Nunca lo buscaste, pero te tortura ver que los demás lo encuentran. ¿Y qué más da? ¡Bien por ellos! Te das ánimos, pero sabes que no estás triste ni decepcionado porque no te sientes mal ni estás solo. El problema no eres tú, son ellos; ellos que rompieron las reglas ¿cuáles reglas? estás loco, no hay reglas para eso ¿cómo no? si lo acabas de escribir en el primer párrafo y entonces yo estoy bien ¡ellos son el problema! Y te repites una y otra vez que son los tiempos, que todo ha cambiado y ahora los escritores corren con mejor suerte que los poetas ¿y por qué yo no?, ¿por qué a todos les va bien menos a mí? Y recuerdas que es porque no eres buen escritor, y te lamentas, no porque no seas buen escritor, sino porque siempre quisiste serlo.
            En fin, ya a estas alturas de la vida (y del fracaso), te duele más haber andado siempre buscando ser un buen escritor que nunca haber buscado amor... ni mujer.

September 09, 2018

Hágame usté el favor

(Clasificación A // Rated A)

En 2016, se publicó .el abc de la estupidez (mi obra prima), texto que desde entonces ha sufrido tantos halagos como insultos. Lamentablemente, todos esos comentarios permanecen inéditos. Por supuesto, yo agradezco el gesto y la confianza cuando me los hacen llegar (tanto los constructivos como los instructivos); sin embargo, de vez en cuando uno desearía ver mentadas tales críticas de manera pública. Y, por primera vez, esto es real.
          Leopoldo Francisco Orozco Morán, tras leer mi libro, escribió una reseña, de la cual no haré spoiler. Es preferible que usted lo atestigüe con su propia lectura. He aquí el link: