HuMoRaLeJaS . . .(publicado en 2018) está más bueno, aunque también más inútil y menos simple. Este texto da evidencia del talento evolutivo humano para hacer complejas maravillas a partir de los absurdos más huecos. Si ya leyó los dos primeros libros, no lea éste; si no los ha leído, tampoco.

Link para leer y descargar el texto (aunque siempre puede ignorarlo a voluntad): HuMoRaLeJaS

P L A G I O S es el texto que sucede a .el abc de la estupidez y fue publicado el 29 de septiembre del año 128 d. H. (después de Hitler). Este texto es un himno, un homenaje, a los grandes autores pilares tanto de mi lectura ―y, por consiguiente, de mi escritura― como de mi ideología literaria. ¡Gloria y loor a mis maestros! Aunque no estoy a la altura de tan brillantes hombres, siempre puedo rendirles tributo y gratificación. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que un gran cínico y descarado plagio?

Lea, descargue y plagie este texto en el siguiente link: P L A G I O S

.el abc de la estupidez (publicado el 1º de marzo del 2016) es un texto sumamente inútil e inservible. Podría no existir y eso no afectaría el curso de la historia humana; o bien, podría sí existir y eso afectaría mucho menos. Como hablara Joaquín Mortiz del libro Movimiento perpetuo de Augusto Monterroso, éste es “uno de los pocos libros declaradamente prescindibles de todos los tiempos”.

Puede leer y descargar el texto totalmente gratis en el siguiente link: .el abc de la estupidez

Warning

Warning

September 05, 2019

Tres

(Clasificación A // Rated A)

Qué te vas a acordar, Isabel
Raúl Gómez Jattin

Qué te vas a acordar, Isabel,
de la rayuela bajo el mamoncillo de tu patio,
de las muñecas de trapo que eran nuestros hijos,
de la baranda donde llegaban los barcos de La Habana cargados de...,
de cuando tenías los ojos dorados
como pluma de pavo real
y las faldas manchadas de mango.

¡Qué va!
Tú no te acuerdas.

En cambio yo no lo notaste hoy,
no te han contado
sigo tirándole piedrecillas al cielo,
buscando un lugar donde posar sin mucha fatiga el pie,
haciendo y deshaciendo figuras en la piel de la tierra,
y mis hijos son de trapo y mis sueños de trapo,
y sigo jugando a las muñecas bajo los reflectores del escenario.

Isabel, ojos de pavo real,
ahora que tienes cinco hijos con el alcalde
y te pasea por el pueblo un chofer endomingado,
ahora que usas anteojos,
cuando nos vemos me tiras un "¿qué hay de tu vida?"
frío e impersonal...

como si yo tuviera de eso,
como si yo todavía usara eso.

—      —      —      —      —      —

¡Siempre solo!
Antonio Plaza

Si de la aurora diamantina
se dibujan los célicos albores,
los pájaros del viento moradores
al éter mandan su canción divina.

Y si el sol orgulloso se reclina
sobre un lecho radiante de colores,
llenas de amor carminadas flores
entreabren su corola purpurina

Todos tienen un ser que los comprenda.
Yo, al vicio y la virtud indiferente,
aislado cruzo la maldita senda

cual se arrastra en las rocas la serpiente;
mas tengo un alma de vivir cansada
que ni al cielo ni al mundo pide nada.

—      —      —      —      —      —

Si tú me miras, yo me vuelvo hermosa
Gabriela Mistral

Si tú me miras, yo me vuelvo hermosa
como la hierba a que bajó el rocío,
y desconocerán mi faz gloriosa
las altas cañas cuando baje al río.

Tengo vergüenza de mi boca triste,
de mi voz rota y mis rodillas rudas;
ahora que me miraste y que viniste,
me encontré pobre y me palpé desnuda.

Ninguna piedra en el camino hallaste
más desnuda de luz en la alborada
que esta mujer a la que levantaste,
porque oíste su canto, la mirada.

Yo callaré para que no conozcan
mi dicha los que pasan por el llano,
en el fulgor que da a mi frente tosca
en la tremolación que hay en mi mano…

Es noche y baja a la hierba el rocío;
mírame largo y habla con ternura,
¡que ya mañana al descender al río
lo que besaste llevará hermosura!



August 24, 2019

Noche azul

(Clasificación A // Rated A)

Presentación del libro
NOCHE AZUL
de Octavio Gutiérrez Victoria

¿Cuándo?
Martes 3, septiembre 2019
13 hrs (1 pm)

¿Dónde?
Facultad de Estudios Superiores Acatlán (FES-A)
Centro de Información y Documentación (CID)
Sala Auditorio I


August 21, 2019

Pagando una deuda

(Clasificación B // Rated B)

Hace unos días, alguien me preguntó algo que sinceramente no esperaba. ¿Qué materias has tenido que estudiar para conseguir escribir como escribes? Al principio la pregunta me pareció insulsa, algo ingenua e incluso llegué a pensar que era una broma. Sin embargo, aquella persona se miraba verdaderamente intrigada, me cuestionaba como queriendo desmenuzar mi bagaje cultural hasta el punto de lo absurdo. Yo respondí que, como todo el mundo acaso, había leído un poco de todo, que ser ecléctico es fundamental no sólo para escribir sino para la vida en general. Me pidió puntualizar qué exactamente y me sentí algo abrumado, sólo repetí que un poco de todo, que no podría decir TODO exactamente porque sería una lista interminable; uno estudia [lee] muchas cosas, es imposible nombrarlas todas. Bajó la cabeza con un dejo de resignación y decepción. Quizá debí dejarlo así, con los adolescentes no se puede ser totalmente asertivo; pero no, ése no sería yo. Así que me dispuse a hacer esa lista que me pidió y para mi sorpresa sí es posible hacerla, sí tiene fin y sí, afortunadamente, revela la estupidez de la pedantería en que uno se monta al decir que ha leído de todo como negando la socrática tradición de la imbecilidad. En fin, si estás leyendo esto, gracias por hacerme esa pregunta y disculpa haber sido un tarado pretencioso, pero ya aprendí la lección; aquí la lista (que de hecho es muy corta... merezco una gran burla):

Álgebra
Antropología
Aritmética
Armonía
Cine
Dialéctica
Didáctica
Epistemología
Estadística
Estética
Ética
Etimología
Fantástica
Filología
Filosofía
Fonética
Fonología
Geometría
Gramática
Hamartiología
Hermenéutica
Historia
Homilética
Lexicología
Lingüística
Literatura
Lógica
Matemática
Metafísica
Morfosintaxis
Música
Ontología
Ortoepía
Ortografía
Pedagogía
Poética
Pragmática
Psicología
Retórica
Semántica
Semiótica
Sociología
Teología

Todo esto, claro, no lo tengo al %100, cada una varía. Algunas las conozco menos que otras y algunas las domino en menores cantidades y calidades que otras. Por ejemplo, algunas que he intentado muchas veces y nomás no funciono allí son:

Actuaría
Acústica
Anatomía
Astronomía
Biología
Botánica
Economía
Física
Geología
Informática
Mecánica
Medicina
Óptica
Política
Química
Robótica
Zoología

¿Qué más te digo? De pronto me siento como un idiota. A veces es bueno recordarse lo estúpido que en realidad somos. ¡Gracias!

August 19, 2019

Pequeños textos sobre los sueños

(Clasificación A // Rated A)


El mundo
Augusto Monterroso

Dios todavía no ha creado el mundo; sólo está imaginándolo como entre sueños. Por eso el mundo es perfecto, pero confuso.

—      —      —      —      —      —

Sueño de la mariposa
Chuang Tzu

Chuang Tzu soñó que era una mariposa. Al despertar ignoraba si era Tzu que había soñado que era una mariposa o si era una mariposa y estaba soñando que era Tzu.

—      —      —      —      —      —

Cláusula III
Juan José Arreola

Soy un Adán que sueña en el paraíso, pero siempre despierto con las costillas intactas.

—      —      —      —      —      —

Cuenta regresiva
Armando Vega Gil

Su pesadilla comenzó cuando le dijo: “Eres la mujer de mis sueños”.

—      —      —      —      —      —

Inapelable
Armando Vega Gil

―¿Quedarme contigo? ¡Ni lo sueñes! ―dijo ella, y el hombre despertó en su cama, solo.

—      —      —      —      —      —

Cristian Martínez Rèveur

Con la mirada caída y los ojos llorosos, le dije: «¡Quédate otro rato!». Con su sonrisa traviesa, respondió: «No, tengo que irme. Y tú ya debes despertar.».

—      —      —      —      —      —

La sueñera (92)
Ana María Shua

Un hombre sueña que ama a una mujer. La mujer huye. El hombre envía en su persecución a los perros de su deseo. La mujer cruza un puente sobre un río, atraviesa un muro, se eleva sobre una montaña. Los perros atraviesan el río a nado, saltan el muro y al pie de la montaña se detienen jadeando. El hombre sabe, en su sueño, que jamás en su sueño podrá alcanzarla. Cuando despierta, la mujer está a su lado y el hombre descubre, decepcionado, que ya es suya.

August 16, 2019

5 poemas de Lorenzo Partida

(Clasificación A // Rated A)

Alegoría

Las páginas púrpuras del asesino:
del cadáver deleitándose,
observando con dedicación, poseso,
la redención de su alma cacareada.

Él rompió la forma de los diamantes
cuando él era un atún
y saltaba sobre el agua ardiente.
Alegoría…

La constelación yace en la bóveda,
el contacto con el vacío tatuó dedos.
Pero prometió: «voy a seguir matando
en verde y rojo intenso».

Agitado, el beso cortado.
La realidad no tiene puertas.
Los números en rosa pálido,
el aro noble cuelga de las orejas.

—        —        —        —        —        —        —        —

Debajo de los cielos púrpura

Un sueño cubierto de tinieblas,
una insomne maldición nocturna,
pillaje e infección vacilan
debajo de los cielos púrpura.

Dentro del más miserable silencio
las terribles formas de locura,
frías emociones de jorobados…
Tus ojos están llorando desilusión.

Regiones de la vida empaladas,
nuestra hambre y dolor en exhibición,
la silueta del apetito hincada,
sangriento penar y postración.

La mentira espera insolente
con toda la soledad alrededor,
el aniquilamiento que existe
debajo de los cielos púrpura.

—        —        —        —        —        —        —        —

De rodillas en la suciedad

Incapaz de crecer,
sangrante y de rodillas,
escasamente inteligente.

Desgraciado y débil,
inútil como una oración
para el dolor más delicado.

Toda esperanza es vana;
perdido y en desorden,
abortado por el caño,
decepcionado del mundo.

Ancló tu vida hasta lo bajo
como una cadena deforme,
junto a ti la humanidad
muere también inexorable.

La razón yace empalada
por estéril y por permitir
el crimen y violación,
un desastre que amenaza
nunca acabar.

—        —        —        —        —        —        —        —

Santísimo sufrimiento

Sensaciones de tristeza
me atormentan desde tu cruz.
Yo no acepto más tu dolor,
cubierto en tu mística luz.

Tu pena se apoderó de mí
cuando fuiste colgado
en medio de dos rufianes
sólo para ser asesinado.

Tu sacrificio es mi esclavitud
y tu imagen una fijación.
Sólo he aprendido de ti
a malgastar mi compasión.

Tu corona de espinas
debilita mi cordura,
bañada en tu divina sangre,
me conduce a la locura.

Incesante desde tu cruz,
yo percibo tu sufrimiento.
Has sido clavado y torturado
por convenio del firmamento.

Tu cadáver se vuelve polvo
y yo sólo veo tu derrota.
En la esperanza de tu regreso,
la decepción en mi corazón explota.

—        —        —        —        —        —        —        —

El placer más alto

La noche seduce en silencio
y los deseos vienen a mí,
anhelos de poseerte eternamente,
deslizarme en tu sedosa saliva
con el fuego de mi ansiedad
donde naufrago entre tus olas
y mi único pensamiento:
tus labios que no escapan al deseo.

Las sombras comienzan a caer
mostrando secretos a la imaginación;
en la intensidad de mi lujuria
mórbidos anhelos brotan incesantes.
Lentamente bajo hasta el infinito
de tu tersa triangularidad.
Cada centímetro un diálogo
cubriéndonos de luz.

Intensa pasión arde
como las flamas del infierno,
besando cada protuberancia.
La noche se entrega al día,
perdiéndose en sus muslos
cuando el sabor salino sabe dulce;
provocación seductora y sensual,
abrazados batiendo caderas.

¡Alto! Eres el placer más alto…